Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policíaca

Madre habría matado a su bebé y lo ocultó bajo el colchón

La mujer quedó en prisión preventiva al ser acusada de la autora material del delito de infanticidio

Por: El Debate

Madre habría matado a su bebé y lo ocultó bajo el colchón(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Madre habría matado a su bebé y lo ocultó bajo el colchón | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Talca, Chile.- Una madre que presuntamente mató a su bebé y lo escondió debajo del colchón durante 3 días en la ciudad de Talca, quedó en prisión preventiva el miércoles por el delito de infanticidio.

Poco antes del 29 de octubre, Camila Andrea R., de 21 años de edad, llegó a una clínica privada de Talca, afectada por una septicemia y sangrado profuso. Los médicos detectaron la evidencia del precario parto y alertaron a la Fiscalía.

Personal de la PDI acudió a la vivienda de la joven y en una habitación encontraron al bebé recién nacido muerto bajo el colchón, según informó Diario Centro.

Se presume que la paciente habría dado a luz al bebé en fechas recientes, por lo que los investigadores acudieron al domicilio de los padres de la joven. Sin embargo, estos al parecer no tenían conocimiento de que su hija presentaba un nuevo embarazo.

El jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, Iván Ortiz, precisó que junto al pequeño cadáver también había unas píldoras ocultas en el dormitorio, utilizadas para generar contracciones y el parto inducido.

“Se trata de una mujer joven que ya tenía un hijo, de cinco años, y que ocultó su segundo embarazo a los padres, por miedo a que supuestamente la obligaran a abandonar ese domicilio o bien que le prohibieran ver al otro hijo que ella está criando. (…) Ella oculta el embarazo, utilizando ropa ancha y polerones (…) Y tuvo al bebé en el baño de la casa”, señaló.

Dado que la joven no recibió asistencia médica, sufrió un deterioro grave de salud que la obligó a acudir a la clínica, donde los médicos detectaron la evidencia del precario parto y alertaron a la Fiscalía.

De acuerdo al Servicio Médico Legal, el cadáver del recién nacido era del sexo masculino, nacido con 41 semanas de gestación, midió 53 cm y pesó 3.149 kg.

La autopsia reveló que el bebé nació vivo, y murió por asfixia causado por estrangulación, por lo que se presume que la imputada habría utilizado la manga de una camisa para amarrarla al cuello del bebé.

Mientras tanto la madre permanece en prisión preventiva, como presunta autora material del delito de infanticidio.

En esta nota: