Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

El presidente de Cuba abre su cuenta de Twitter

Miguel Díaz-Canel busca esto sea en una buena estrategia para acercarse a la población de su país

Por: AFP .

El presidente de Cuba abre su cuenta de Twitter. Foto: AFP

El presidente de Cuba abre su cuenta de Twitter. Foto: AFP

Cuba.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se estrenó en Twitter con un mensaje de continuidad, pero confirmando un cambio de estilo respecto de sus antecesores Fidel y Raúl Castro.

“Estamos en La Demajagua, el lugar donde con mayor suma de sentimientos patrios #SomosCuba y #SomosContinuidad”, escribió en su primer tuit Díaz-Canel, de 58 años y quien asumió el poder el pasado 19 de abril, como sucesor de los hermanos Castro.

 

Ni Fidel, antes de su fallecimiento en 2016, ni Raúl se abrieron cuentas oficiales en Twitter.

Para su debut en esta red social, el gobernante de la isla escogió el día en que los cubanos conmemoran el 150° aniversario del “Grito de Yara, que recuerda el inicio de la guerra de independencia contra el colonialismo español en 1868, en la finca “La Demajagua”.

En su biografía en Twitter, Díaz-Canel se dice “comprometido con las ideas martianas (refiriéndose al héroe nacional José Martí) de Fidel y de Raúl”.

Su aliado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le dio la bienvenida en Twitter: “Es necesario confrontar la mentira y la manipulación impuesta por las transnacionales de la comunicación”, escribió.

 

Cuba y Estados Unidos tuvieron un histórico acercamiento entre 2014 y 2016, durante la gestión deBarack Obama y Raúl Castro, donde se restablecieron relaciones diplomáticas y se reabrieron embajadas. Pero este buen momento llegó a su fin con la llegada de Donald Trump al poder, quien recrudeció el bloqueo contra la isla.

Bajo el gobierno de Díaz-Canel, que considera una prioridad la informatización de la sociedad cubana, la comunicación presidencial ha cobrado nueva vida en el país.

Según observadores, esta estrategia busca acercar a quien fuera el número dos del gobierno cubano a una población que aún lo conoce poco, y en la que no goza de la legitimidad que tuvieron sus poderosos antecesores.

En esta nota: